Riesgos y Beneficios de Masticar Chicle

Estamos mascando chicle desde hace 14.000 años, pues se han encontrado algas, que se usaban para tal fin, en excavaciones arqueológicas de Chile de ese tiempo. También en Grecia utilizaban resina de entina como goma de mascar porque decían que les ayudaba a estimular el pensamiento. Por ese en este blog te enseñamos los riesgos y beneficios de masticar chicle.

Pero son muchas las motivaciones que nos han llevado a mascar chicle durante toda la historia. Incluso una de ellas es como modo de relajarse. Veamos las ventajas y también las desventajas que tiene mascar chicle a continuación.

Beneficios de mascar chicle

  • Suprime el apetito.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Lousiana, demostró que cuando se mastica chicle después de las comidas, se reduce el deseo de picar, por lo que se disminuye la ingesta de calorías innecesarias. Además, según Paula Geiselman, “Al mascar un chicle dulce, se reduce el antojo de comer cosas dulces”.

Las personas que consumen chicle experimentan que les baja la ansiedad y con ello la necesidad de comer comida basura, caramelos o cigarrillos.

  • Reduce la acidez bucal.

Cuando mascamos chicle, aumenta la producción de saliva en la boca. Esta neutraliza la acidez de los alimentos y las bebidas. La acidez se produce por el metabolismo de las bacterias que están en la boca y que se adhieren al diente con los restos de comida.

Además, gracias a la saliva, los dientes se benefician de minerales como el calcio y el fosfato de hierro, es decir, se remineralizan.

  • Disminuye el estrés.

Gracias a masticar chicle, aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro. Esto supone que los estudiantes que mascan chicle, según un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses, sacan mejores notas. Además, según un estudio hecho en Australia en 2008, mascar chicle hace reducir la ansiedad en un 17%, también, por lo tanto, reduce el estrés, mejorando la concentración.

Incluso los estudiantes que mascaron chicle antes de un examen, obtuvieron mejores notas que los que no lo hicieron, mejorando sus resultados.

También han resultado los chicles beneficiosos en estudiantes cansados y con hambre. Les han reducido la ansiedad y el estrés mejorando sus capacidades de atención y concentración, como hemos dicho.

  • Elimina la caries.

Está comprobado que un edulcorante que contienen los chicles sin azúcar, el xilitol, inhibe el desarrollo de la bacteria que produce la caries. Además, hace que esta bacteria no dañe el esmalte dental.

  • También reduce la formación de sarro.

Esto se dice que es que produce <<acción de barrido>> de la placa bacteriana. Aunque siempre un buen cepillado es más efectivo, dice el doctor Lorenzo de Arriba, odontólogo y médico estomatólogo.

  • Reducción de la halitosis.

Los chicles ayudan a reducir el mal aliento, aunque solo puede que lo que hagan sea mitigar los síntomas, pero no eliminan el problema de la halitosis en sí.

  • Controlan la presión auditiva.

Cuando subimos a un avión o a una gran altura, el mascar chicle nos ayuda a controlar la presión auditiva gracias a que se relaja la articulación témporo-mandibular. Se relaja porque se moviliza la musculatura mandibular, teniendo repercusión sobre los músculos del oído.

  • Acelera el metabolismo.

Masticar chicle puede hacer que el metabolismo se active hasta en un 20% más que si no se masca chicle. Por esta razón ayuda a bajar de peso.

  • Reduce la acidez en el estómago en las embarazadas.

Tiene el efecto de disipar las náuseas y las ganas de vomitar en estas. Esto es muy beneficioso, pero hay que usarlo con moderación.

 

Riesgos o desventajas de Masticar Chicle.

  • Cuando los chicles tienen azúcar, provocan caries.

Es decir, que tienen efecto cariogénico. Esto ocurre sobre todo en los niños. Lavarse los dientes después de su consumo puede ayudar a prevenir la caries.

  • Los chicles con azúcar además aumentan el peso y suben los niveles de glucosa en sangre.

  • Si los chicles se mastican en demasía pueden provocar gastritis, cólicos y gases intestinaleses.

Por ello se recomienda, como todo, consumirlos con moderación.

  • También hay que tener cuidado con la fuerza que empleamos al masticarlos.

Si se mastican con mucha fuerza pueden provocar desgaste de las articulaciones de la mandíbula o de la articulación témporo-mandibular. También pueden sobrecargar esta articulación cuando se consumen los chicles en exceso. La sobrecargan porque esta articulación está condicionada a tener una menor intensidad de trabajo y menor continuidad. Por lo tanto, perjudican el trastorno de la articulación temporo-mandibular.

Además, masticarlos más de 20 minutos al día puede provocar dolor de cabeza, debido precisamente al esfuerzo en la articulación de la mandíbula.

  • Resultan desagradables, incluso es considerado de mala educación mascar chicle en público.

Puede resultar desagradable hablar con una persona que está mascando chicle.

  • Puede ser un vehículo para los medicamentos.

Por ejemplo, los chicles con nicotina han sido usados por mucha gente para ayudarles a dejar de fumar.

También está siendo investigado el uso del chicle para transmitir metformina, un fármaco para controlar la glucosa. Este chicle-medicamento sería muy útil para los niños con diabetes tipo 2.

  • Normalmente la gente tira los chicles al suelo en la calle en lugar de tirarlos en una papelera.

No se dan cuenta de que hay que quitarlos uno a uno a mano o con una máquina especial, resultando muy caro dejar la calle limpia de gomas de mascar.

  • Provocan gases y problemas intestinales.

El estómago se prepara para recibir alimentos al estar la mandíbula funcionando, sin embargo, solo recibe saliva. Esto puede producir acidez en el estómago y puede empeorar la irritación de los intestinos. Esta irritación también se puede deber al sorbitol llegando a producir este diarrea crónica.