¿Qué es un tratamiento de Ortodoncia?

La Ortodoncia es la especialidad odontológica que soluciona y trata las desviaciones de los dientes y los problemas de mordida o maloclusiones.

El tratamiento con ortodoncia mejora el aspecto facial, la función de los maximilares y los trastornos de la masticación.

Según la anomalía que se tenga, la edad para tratar la misma puede variar. Pero desde que los padres notan que algo no va bien en la boca del niño, es aconsejable que se consulte al ortodoncista para una revisión. O al menos hacer esta revisión a la edad de los seis años.

Además, a partir de esta edad, es necesario llevar al niño o niña a revisión con el ortodoncista cada cierto tiempo para prevenir futuros problemas de salud bucodental.

Pero recordemos que una cosa es lo que el paciente espera de la ortodoncia y otra cosa es lo que sea lo normal en él según su propia naturaleza. No hay que esperar algo que no sea la normalidad de cada uno. Aunque esta normalidad tenga que tener un marco de referencia, como es lógico. Es decir, un modelo que marque qué es lo correcto o normal, valga la redundancia. Así, el ortodoncista dará la forma adecuada a los dientes y maxilares del paciente, según la naturaleza que le ha sido dada.

La oclusión

Los bebés cuando nacen no tienen oclusión. Los huesos maxilares se desarrollan al mismo tiempo que nacen los dientes temporales. Luego viene la dentición mixta a los seis años con el nacimiento de los molares permanentes tanto del maxilar superior como del inferior. Estos molares marcarán el paso por el que tendrían que ir los demás dientes definitivos a medida que van saliendo. Por esta razón estos molares son tan importantes en la dentadura de los niños y por ello es necesario cuidarlos asistiendo al odontólogo una vez han nacido.

Clasificación de las maloclusiones

Clase I

En esta clase de maloclusión, las piezas dentales están adelantadas de los huesos de los maxilares, de ambos, es decir, tanto del inferior como del superior. Para tratar este tipo de maloclusión es necesario, a veces, la extracción de los dientes para corregirlos.

Clase II

En la clase II, el maxilar superior está adelantado y la mandíbula puede o no estar retrasada. La extracción de las piezas dentales se podría evitar con el tratamiento a tiempo.

Clase III

En esta clase, hay un predominio mandibular, estando el maxilar inferior adelantado y el maxilar superior atrasado. Los dientes inferiores están hacia delante respecto a la mandíbula. Suele ser necesario extraer los dientes para el tratamiento de esta maloclusión.

 

Tratamientos

Ortodoncia interceptiva

Este tipo de tratamiento es el que comúnmente se llama ortodoncia infantil. Esta ortodoncia pretende prevenir futuros problemas en la boca del niño, como maloclusiones. Interceptando estos problemas del desarrollo durante el crecimiento, antes de que el esqueleto de la cara haga madurado completamente, se pueden conseguir muy buenos resultados.

Este tratamiento ya se puede comenzar cuando los incisivos superiores e inferiores permanentes han nacido ya.

 

Tipos de ortodoncia interceptiva

Máscaras de tracción extraoral

Este tipo de ortodoncia interceptiva se utiliza por anomalías en los huesos faciales. Fortalece el desarrollo del maxilar o el de la mandíbula. Es un tratamiento indoloro. Dura aproximadamente un año.

Disyuntor /expansor palalino

Este tratamiento se utiliza para el problema del paladar hundido. Su duración es de meses. Después puede ser necesario utilizar también los brackets.

La mejor edad para los tratamientos interceptivos es desde los 7 a los 11 años.

 

Ortodoncia correctiva

Este tratamiento es necesario cuando no se ha realizado el tratamiento interceptivo o este no se ha solucionado el problema de la maloclusión. Los aparatos que se utilizan son: removibles o fijos.

  • Los aparatos removibles consisten en una placa que se adhiere al paladar y que tiene unos elementos metálicos. Estos aparatos están indicados para anomalías sin mucha importancia. Se suelen retirar para ingerir alimentos.
  • Los aparatos fijos son unas estructuras minúsculas que se pegan a los dientes y que están unidas por unos alambres. Estos aparatos dan mejores resultados que los removibles. Se usan para anomalías más graves que los removibles.

El tratamiento dura entre año y medio y tres años. Finaliza cuando la dentición permanente ha finalizado de emerger.

También se pueden iniciar más tarde de la edad recomendable, que son los 10 ó 12 años, es decir, en la edad adulta o terminada la adolescencia.

 

Otros aspectos a tener en cuenta en la duración de los tratamientos

Hay que tener en cuenta que el tratamiento de ortodoncia es limitado en cuanto a los resultados. A veces puede ser necesario el recurrir a la cirugía para obtener el tratamiento más adecuado para solucionar el problema que se dé según el caso.

Los resultados positivos del mismo están relacionados con otros factores como por ejemplo la reacción de los dientes, el cuidado bucodental que se dé el paciente a sí mismo y otros factores como la genética.

También es importante saber que los dientes que se han cambiado de lugar tienden a volver a su lugar original. Por ello hay que poner unos retenedores, es decir, unos aparatos fijos o removibles que hacen mantenerse a los dientes en su nueva posición. Estos aparatos deben de ser revisados regularmente por un ortodoncista.

Causas de la incorrecta posición de los dientes

Las causas más comunes de la incorrecta posición de los dientes, son: la genética, el chuparse el dedo o el uso del chupete más allá de los dos años, la pérdida precoz de los dientes de leche, la respiración por la boca y ciertas enfermedades periodontales.