¿Cuánto dura un blanqueamiento dental?

Por naturaleza, cada persona tiene un tono de esmalte propio. Pero este tono va cambiando y oscureciéndose, debido al paso de los años y al consumo de alimentos y bebidas que producen ese oscurecimiento. El blanqueamiento dental es una técnica que ayuda a recuperar el tono original de los dientes e incluso a aclarar el esmalte un poco más que ese tono originario y propio de la persona. Pero esto no significa que este nuevo tono dure ya para siempre. Sino que los dientes tienen tendencia a volver a oscurecerse.

Esto ocurre dependiendo en gran medida de los hábitos de vida del paciente, como los de alimentación e higiene.

Además, es necesario que sepas que el esmalte como característica principal resulta que es rugoso. Esto lo hace permeable a ciertas sustancias de las que hablaremos a continuación, y por eso se mancha.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

Es la utilización de un gel blanqueador que limpia las impurezas y elimina el color amarillento que se ha depositado sobre los dientes a lo largo de los años.

Es necesario tener en cuenta que las pastas dentífricas blanqueadoras no son suficientemente efectivas como para conseguir un blanqueamiento por sí mismas. La concentración que tienen de la sustancia necesaria para el blanqueamiento es muy baja e insuficiente para producir este.

Tipos de tratamientos para blanquear el esmalte dental

  • Tratamiento de blanqueamiento en clínica

Uno de los tipos de tratamiento es aplicar el gel blanqueador en la clínica. Se protegen las encías para que no se vean afectadas y se aplica el gel sobre los dientes. Se usa una luz led o lámpara de polimerización para conseguir el blanqueamiento en menos tiempo, de hecho, se consigue, dependiendo del caso, en dos o tres sesiones. La única contraindicación que tiene es que puede aumentar la sensibilidad dental. Esta sensibilidad irá desapareciendo después del tratamiento, en unos cuantos de días.

Tras este tratamiento realizado en la clínica en unas tres sesiones de 45 minutos, se alcanza un grado máximo de blanqueamiento. Este color puede llegar a durar hasta 10 años, siempre que el paciente cuide sus hábitos. Aunque también es conveniente que se haga un blanqueamiento dental cada cierto tiempo como recordatorio, de menor intensidad. Este tratamiento recordatorio hace que los dientes mantengan el color blanco conseguido tras el blanqueamiento en la clínica.

  • Tratamiento de blanqueamiento en casa

Pero hay un segundo tipo de tratamiento blanqueador. Este se hace en casa. Se confeccionan unas férulas a medida de cada paciente y se le proporciona a este un gel como el aplicado anteriormente, en el caso de recibir el tratamiento en la clínica. Este gel tiene una concentración menor de la sustancia blanqueante y se proporciona incluido en unas jeringas. Este tratamiento debe de aplicárselo el paciente antes de acostarse durante dos semanas. El gel irá actuando poco a poco blanqueando los dientes.

Este tratamiento también puede dar sensibilidad, por lo que se suele recomendar a los pacientes que optan por este, que, en caso de notar alguna sensibilidad, espacien la aplicación del gel. Es decir, que en lugar de ponerse estas férulas todos los días durante esos quince días, se las pongan un día sí y un día no. De esta forma, el tratamiento se alargaría hasta un mes, pero no tendría ningún efecto secundario.

Revisión previa

Es muy necesaria una revisión previa, ya que el blanqueamiento en dientes con caries puede resultar doloroso. Por lo tanto, hay que asegurarse de que no hay caries, y si hay, hay que empastar esos dientes afectados antes de realizar el blanqueamiento.

Además, antes del blanqueamiento dental, es muy recomendable hacer fotos de los dientes del paciente para comparar su color originario con el color que resulta después de aplicar el tratamiento. De esta forma, el paciente podrá comprobar por sí mismo la eficacia del blanqueamiento aplicado.

Duración del tratamiento

La duración del tratamiento blanqueador es diferente en cada paciente. Depende de ciertos hábitos que este debe seguir para cuidar sus dientes si quiere que el efecto del blanqueamiento dure el máximo tiempo posible.

Por ejemplo:

  • Es fundamental una correcta limpieza. Una higiene diaria como forma de mantener el esmalte limpio es muy importante para evitar que se manche de nuevo.
  • También es importante no fumar. Fumar da un color amarillento a los dientes.
  • Además hay muchos alimentos y bebidas que oscurecen los dientes, como el té, el vino tinto, el café, la coca-cola, etc.

Estos alimentos son ingeridos de forma habitual por la mayoría de los pacientes, y por ello presentan un color oscuro en sus dentinas aunque no fumen.

Aparte de esto, determinadas pastas de dientes y enjuagues bucales pueden ayudar a mantener el color blanco conseguido, por más tiempo.

¿Cada cuánto tiempo es necesario hacerse un blanqueamiento dental?

Es conveniente hacerse un blanqueamiento dental cada 2 ó 3 años. Aunque va a depender de factores como los anteriormente expuestos. Es decir, según se cuide el paciente en sus hábitos del día a día, necesitará hacerse un blanqueamiento antes o después.

Además, a medida que se envejece, los dientes adquieren un color amarillento, independientemente del proceso de oscurecimiento que sufren estos con el consumo de determinados alimentos y bebidas, como ya hemos mencionado.

Esto quiere decir que será necesario hacerse un blanqueamiento cada cierto número de años, como ya hemos expuesto antes, ya que de todas formas, los dientes irán, por tendencia, tornándose de un color amarillento.