¿Cuando llevo a mi hijo al dentista por primera vez?

Eres de los que te preguntas ¿Cuando llevo a mi hijo al dentista?. Hoy en día los odontólogos aconsejan llevar al niño a su consulta ya en el primer año de vida. Esto se debe a que durante ese primer año de vida, los niños pueden haber sufrido traumatismos en los dientes debido a golpes o caídas. También pueden tener caries o maloclusiones.

En esa primera consulta, además, el dentista aconsejará sobre cómo prevenir futuros problemas bucodentales o cómo evitar posibles complicaciones. Por ejemplo, aconsejará sobre hábitos de higiene de los dientes de leche, o cuidados de la boca, así como la correcta alimentación en los niños. En cuanto a la alimentación, por ejemplo, los niños deben de evitar masticar chicles con azúcar.

 

Cuidados de la salud bucodental del bebé

En cuanto a los bebés, los padres deben de limpiarle las encías y la lengua después de cada toma. Se debe de hacer así porque el azúcar de la leche puede provocar caries en los dientes de leche, llamada caries del biberón o de la primera lactancia. Además, hay unos dedales de silicona o látex para limpiar los dientes del bebé mientras este se lo introduce en la boca a modo de juego, o para aliviarse las molestias que se les produce al romper las encías los dientes de leche.

Debido también a que el azúcar de la leche produce caries, es necesario evitar que el bebé se quede dormido con el biberón en la boca. De esta forma, se quedaría la leche y su azúcar más tiempo del debido en las encías. Consejos dietético-higiénicos como estos los da el odontólogo, en la primera consulta a la que acude un bebé, a sus padres.

Y no solo eso, el dentista evaluará los dientes y encías del niño. Los dientes deben de tener un color blanco uniforme como señal de que están sanos. Observará las mandíbulas y la posición de los dientes. La posición de estos se puede ver afectada por la succión de algún dedo, del chupete o por la respiración oral. Debido a esto que acabamos de mencionar se producen maloclusiones, como la mordida cruzada o la mordida abierta. O, por otro lado, pueden ocurrir y debido a otras razones diferentes, alteraciones del crecimiento.

Importante

Es importante observar si los dientes del bebé tienen manchas o puntos. Esto lo pueden hacer los padres en casa. Y si hay presencia de algunas de estas irregularidades, es recomendable adelantar la cita con el dentista y hacérselo saber a este.

Se recomienda que los bebés, una vez empiezan a tener los dientes de leche, se los cepillen los padres. Utilizando un cepillo apto para su edad. La pasta dentífrica no es recomendable hasta los dos años, y, desde esta edad, mejor si es baja en flúor, y especial para niños. Además, los niños tienen que usar una pequeña cantidad de esta pasta dentífrica.

El dentista aconsejará al niño cómo tiene que cepillarse los dientes para conseguir una adecuada higiene bucodental.

Otra de las cosas que harán los dentistas es revisar el historial del bebé con sus antecedentes médicos. Y averiguar la genética de los padres. Esto le dará pistas sobre los problemas que el niño puede desarrollar, o sobre la fortaleza de su dentadura.

 

Para finalizar

Como hemos visto, ahora los dentistas aconsejan a los padres llevar al niño al dentista en cuanto tienen ya algún diente de leche. Antes, sin embargo, los dentistas aconsejaban la primera consulta a los tres años de vida del bebé. Los bebés a los tres años de vida tienen ya toda la dentadura de leche completa. Esto ha cambiado debido a las razones aquí expuestas. Ahora, además de aconsejar la primera consulta al año o antes. También se recomiendan las revisiones cada año, desde esa primera consulta.

Y ante todo, los padres tienen que tener en cuenta que es muy importante que el dentista cree una relación de confianza con el niño. Y que le transmita seguridad. Esto hará que el niño no tema ir al dentista y se tome esta visita como lo más natural.