Algunos Consejos para Elegir tu Clínica Dental

En esta nueva entrada te daremos algunos consejos para elegir tu clínica dental.
Es importante que los pacientes, a la hora de elegir odontólogo, se sientan lo suficientemente confiados como para preguntar todas las dudas que tengan. De ello va a depender su elección. Es decir, de la información que puedan obtener informándose directamente con el equipo que trabaje en salud bucodental de una clínica. Aunque también de otros factores que ahora veremos.

También es importante, cuando elegimos odontólogo, pensar que iremos a visitarlo al menos una vez al año, así que tendremos que tener en cuenta que sea un dentista que nos pueda asistir también a lo largo del tiempo.

A veces se elige la clínica dental en función a que se encuentre cerca de casa o por el presupuesto que nos ofrece. Esto es muy tentador, pero estos criterios no son adecuados totalmente a la hora de elegir tu clínica dental.

Consejos para elegir tu clínica dental

  • Los profesionales que formen el equipo de odontólogos han de estar convenientemente cualificados y con la adecuada experiencia. Además deben de estar colegiados. Los odontólogos, además de haber estudiado Odontología, es muy importante que se hayan especializado. Pueden ser odontólogos o médicos estomatólogos, con formación en la especialidad que desempeñan, como hemos mencionado anteriormente. También que conozcan las técnicas más novedosas.

De esta manera, es decir, eligiendo odontólogos profesionales, garantizamos nuestra salud bucodental, que de otra manera, o con odontólogos que no sean profesionales, no está garantizada. Hay que elegir bien.

Los auxiliares e higienistas también han de tener los títulos correspondientes.

Solo al odontólogo y al higienista dental les está permitido tratar la salud bucodental del paciente. El auxiliar se dedica a ayudar al odontólogo.

  • Es conveniente que la clínica dental, ya que es en favor nuestro, pertenezca a alguna sociedad médica o que sea copartícipe de algún grupo que afiance la calidad de sus métodos. Esto nos dará una gran seguridad de que estamos en buenas manos.
  • Nos deberemos de fijar en las instalaciones. Las instalaciones deben de estar cuidadas y limpias. También nos deberemos de fijar en la higiene del material y la marca de este. El material debe de estar esterilizado. El material debe de haber pasado los controles necesarios. Se debe exigir la calidad del mismo. También que sea de la última tecnología, es decir, de la última generación en cuanto a lo que se refiere en tecnología del ámbito dental.

Marca del Material

En cuanto a la marca del material, este debe de ser un material reconocido por el resto de los odontólogos. Esto es importante sobre todo en el caso de los implantes, pues si es un material reconocido por el resto de los odontólogos, nos podrán atender en el futuro en cualquier otra clínica, en el caso de necesitarlo por cualquier razón.

  • Es un buen método de asegurarnos que acertamos el conocer otras valoraciones que hayan hecho otros pacientes anteriores de esa clínica. Puedes buscar información sobre las clínicas dentales y sus odontólogos en Internet. Hoy en día es una muy buena forma de buscar información sobre cualquier tema, como ya sabemos. Puedes contactar con algún foro o ir directamente a las páginas web de las clínicas de las que quieres informarte. En estas también puedes encontrar comentarios de anteriores pacientes en los que puede haber cierta información interesante.
  • No te fíes de las ofertas. En salud bucodental, los materiales suelen ser caros, por ello, los tratamientos tienen un coste. No te fíes de los precios excesivamente bajos, ya que es posible que no estén utilizando materiales de calidad.

Otra forma de pagar el tratamiento.

Además de la convencional o al contado, es a través de la financiación o el pago a plazos. Elige una clínica que ofrezca esta posibilidad. Así los tratamientos serán más asequibles.

  • El odontólogo debe explicar e informar claramente al paciente sobre su diagnóstico y su tratamiento. Además, debe de asesorar al paciente previniéndolo de posibles complicaciones posteriores. Es decir, que el odontólogo debe de crear un clima de confianza con el paciente. Ha de hacer que el paciente se sienta a gusto en sus manos.

Una gran parte de la población española tuvo una mala experiencia en el pasado con el dentista y es por ello que ha desarrollado un cierto temor al mismo. Es en parte por ello por lo que debes de elegir un dentista que te inspire confianza. Fíate de tu instinto. Piensa que es de vital importancia que se genere esa confianza entre ambos.

  • El dentista u odontólogo debe de advertirte sobre qué debes de hacer para cuidar tu salud bucodental. También debe de preocuparse por ti.

Es importante que el dentista te pregunte sobre tus hábitos de higiene bucal.

Por si tiene que intervenirte. Un buen odontólogo te asesorará sobre la forma de lavarte los dientes, por ejemplo.

  • Procura que la accesibilidad de la clínica sea la adecuada. No elijas una clínica por la cercanía a casa sin fijarte en otros factores, como decíamos al principio, pero tampoco la busques muy lejos de casa. Esto te dificultaría que te pudiesen atender o que tú llegases adecuadamente o con cierta facilidad en caso de emergencia. También, si está cerca de casa, relativamente, tendrás mayor disponibilidad de horario que si está lejos y esto ha de tenerse en cuenta, pues no siempre disponemos de todo el tiempo del que nos gustaría.
  • Los tratamientos que ofrezca la clínica han de abarcar todas las especialidades. Puede que necesitemos varios tratamientos a lo largo de los años, y es conveniente que la clínica que elijamos los pueda ofrecer.

Si es una buena clínica, tendrá diferentes profesionales para cada especialidad.

  • Pero si quieres recibir una información que te dé completa seguridad, acude al colegio de odontólogos. En cada ciudad hay uno y te atenderán de forma clara y sincera.